Qué es eso del hackeo ético

Las revelaciones de documentos secretos de los Estados Unidos realizadas por Edward Snowden sembraron el debate en la opinión pública acerca de la privacidad y el hacking. Tal como fuera sacado a la luz por el agente de inteligencia, México ha sido uno de los países hackeados por la NSA, lo que despertó un clima de desconfianza entre los gobiernos de ambos países. Pero no todas las actividades llevadas adelante por hackers tienen un fin destructivo, sino que también existe el denominado “hackeo ético”. Si bien este consiste también en el ingreso no autorizado a un determinado sistema informático, el objetivo es muy diferente y se basa en encontrar vulnerabilidades que puedan poner en peligro la seguridad y privacidad de instituciones, empresas y usuarios particulares. Una vez halladas, el hacker las reporta a los administradores del sistema a fin de que apliquen parches para corregirlas y eviten así que personas con malas intenciones se aprovechen de ellas para causar daño. La importante labor del “hackeo ético” es poco conocida, y está muy alejada de la imagen de “pirata informático” creada durante los años 90. La mayoría de este tipo de hackers no trabaja desde las sombras sino bajo contrato para las mayores empresas de seguridad informática o incluso de los mismísimos gobiernos.